Con el uso en la actualidad de la sedación consciente, en nuestra clinica OTEDENT hemos logrado reducir el miedo al dentista de los pacientes además de reducir cualquier tipo de molestia en los  procedimiento que se realiza y que pueden ocasionar dolor. Y es que mediante esta técnica nuestros dentistas  llevan al paciente a un estado de relajación consciente mediante el cual no siente la zona tratada y así los profesionales pueden trabajar de forma mucho más segura y tranquila.